MIENTRAS ME QUEDE VOZ

“Mientras me quede voz, gritaré por mis muertos”.

El grito de la enorme mujer que es Hilda Farfante, el 18 de abril de 2015 en Valdenoceda.

Que lo que pasó no lo borre la Historia.